ArtEmoción: Arte y Medioambiente en plena Sierra

ArtEmoción es aprender disfrutando y disfrutar creando. Son talleres vivenciales de expresión emocional a través de las artes en los que lo que nos importa es la persona y el medioambiente

21
Me he criado en un ambiente artístico y de respeto por el medioambiente. Mis padres son artistas y han trabajado en educación. Empecé biológicas, pero lo dejé para formarme en diseño de cerámica artística. En 2002 doumentándome para mi proyecto final me topé con el término de arteterapia y ahí descubrí lo que yo quería "ser de mayor": quería ayudar con el Arte como el Arte me venía ayudando desde niña. Trabajé como monitora artística con niños y como ceramista, pero sin perder ese objetivo. Empecé a estudiar educación social por la uned y a formarme en arteterapia en Sevilla y on line. En 2006 me quedé embarazada y boceté en un papelillo una idea de negocio: ArtEmoción en tres fases: sin sede, utilizando espacios de coles, asociaciones..., Con sede física y acabar en un espacio donde "CurArte" donde poder cuidar cada detalle para asegurar una estancia rica en los social, lo mediambiental y por supuesto en lo artístico. Me becó en dos ocasiones la Junta de Extremadura para este proyecto. Realicé un plan de empresa y una experiencia piloto en 2011 en una casa familiar en Orellana la Vieja. Pero había que hacer una inversión enorme para acondicionar este espacio y tuve que aparcar de nuevo la idea de la sede. Seguí trabajando como monitora artística y medioambiental y recorriendo mercados artesanales como mis piezas cerámicas. Mi proyecto fue el único español en ser finalista en 2014 en los premios europeos de emprendimiento y discapacidad, tras trabajar todo el verano en Down Mérida en una escuela de Arte inclusiva con niños de 2-14 años con y sin diversidad funcional.Una noche de insomnio vi en milanuncios que se traspasaba la gestión un albergue en Aliseda. Me acompañó a verlo mi mentor de Inserta y nos enamoramos del espacio y su entorno en plena Sierra de San Pedro. Eso era Marzo. En Julio estábamos viviendo y reformándolo. Albergue El Pericuto, en Aliseda, es nuestra sede y es un lujo porque es mucho más que un albergue. Me ayudó de nuevo la Junta de Extremadura con la ayuda para autónomos y fuí una de las 4 emprendedoras extremeñas de 2015 apoyadas con Fundación Once.Hacemos talleres vivenciales, comida slow, actuaciones, expos, jardín de esculturas... En estos dos años que cumplimos ahora hemos viajado mucho sin salir del salón :).Ahora nos gustaría convertirlo en un centro especial de empleo y contratar a otras mujeres con diversidad funcional y crear un ecotaller donde establecer nuestro taller de cerámica y de reciclaje (también hacemos artesanía con cámaras y neumáticos), además de otros productos artesanales y ecológicos. Aprender disfrutando... Disfrutar creando

Este proyecto contiene un archivo adjunto: Ver

Equipo